Telde

Telde

¡Descubre Telde!

Telde aparece muchas veces eclipsada por su cercanía a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, pero a la que uno se interesa un poco por lo que hay que ver en Telde, se empieza a dar cuenta de la importancia de este municipio, y es que no hay que olvidar que Telde era uno de los dos guanartematos en los que se dividía la isla antes de la conquista de los castellanos y también tuvo gran importancia tras la llegada de los mismos.

Qué ver

Qué ver en Telde

Ya que hemos hecho referencia en la introducción a la importancia prehispánica de Telde, primero te vamos a mostrar todo lo que hay que ver en Telde en referencia al mundo aborigen, ya que en este municipio se encuentran algunos de los yacimientos más importantes de Gran Canaria.

El más conocido y visitado de todos ellos es el Yacimiento de Cuatro Puertas. Un fabuloso conjunto excavado en la roca donde destacan dos elementos por encima de todos. La Cueva de las Cuatro Puertas, que da nombre al lugar y que seguramente sería un lugar de reunión, ya que tiene una gran explanada exterior; y el almogarén, lugar dedicado a los ritos y ofrendas a los dioses, situado por encima de la cueva de Cuatro Puertas ya en la cumbre de montaña donde Bermeja.

Aunque el conjunto es mucho más que estos dos elementos y, aunque no se puede visitar entero, partes de él, como la Cueva de Los Pilares, lo convierten en uno de los mejores yacimientos de Gran Canaria.

Muy próximo al yacimiento de Cuatro Puertas también podrás visitar el Yacimiento de las Cuevas de Jerez. Mucho menos accesible y por ello también mucho menos visitado. Se trata de un conjunto poblacional de casas cuevas, distribuidas en dos niveles, y que cuenta con estación de grandes canales y cazoletas labrados en la roca que conectan con un gran almogarén.

En la costa, en el entrañable barrio de Tufia (de visita recomendada) también hay un yacimiento; el Yacimiento de Tufia. Este yacimiento destaca porque, aparte de las viviendas en forma de cueva, también se encuentran en él grandes construcciones con piedra, lo que indica un cambio en el concepto de habitabilidad de los antiguos aborígenes y añade el concepto de planificación urbanística.

Dentro de Telde, en el barrio de San Francisco, está el Yacimiento de El Bailadero, donde se han excavado numerosas viviendas, tanto en cuevas como en construcciones de piedra, más un buen número de cazoletas y canales junto a un almogarén.

El último de los yacimientos destacados, porque yacimientos hay unos cuantos más, es el Yacimiento de Tara. Donde en encuentra una gran concentración de viviendas cuevas y, donde en sus excavaciones, se hallaron un gran número de figurillas antropomorfas, siendo la más importante de todas ellas el Ídolo de Tara, asociado a la fertilidad y que se puede ver en Museo Canario del barrio de Vegueta.

 

Uno de los lugares más interesantes que ver en Telde es el Conjunto Histórico del barrio de San Francisco, que te invita pasear por sus calles pausadamente para no perder detalle de sus edificios y callejuelas, donde conjugan a la perfección diversos estilos arquitectónicos.

Uno de los accesos al barrio es por la calle Inés de Chemida, donde te da la bienvenida un acueducto de finales del s.XIX que flanquea uno de los laterales de la calle.

Si te ubicas en la Plaza de San Francisco, una perfecta muestra del urbanismo y arquitectura canaria, estarás ante El Calvario, una pequeña ermita de planta cuadrada con techo a cuatro aguas y una puerta enrejada de madera, donde si observas bien su fachada verás algunos huecos en la piedra de cantería que eran usados para dejar el diezmo los feligreses.

Anexa a esta plaza  se encuentra la Iglesia Conventual de San Francisco, muy sencilla arquitectónicamente, pero que guarda algunos tesoros en su interior en forma de retablos y tallas.

Tras visitar estos dos puntos solo te queda perderte por sus calles, donde grandes cruces de madera marcan las estaciones del Vía Crucis que realizaban los franciscanos por sus calles, hasta llegar a la hacienda Castillo Oliveres, donde se encuentra el Yacimiento de El Bailadero.

 

No menos interesante que el barrio de San Francisco es el barrio de San Juan, ya que se trata del núcleo fundacional de Telde, donde se asentaba el guanartemato de Telde y del que ya hay referencias castellanas desde antes de los tiempos de la conquista, con la creación del Obispado de Telde en el año 1351.

El edificio más importante de todo el barrio es la Basílica de San Juan, de estilo gótico, y cuyo origen se remonta a finales del s.XV y en la que destaca especialmente el retablo mayor, de estilo gótico-flamenco, que fue incorporada a la basílica en la primera mitad del s. XVI.

La basílica se levanta sobre la Alameda de San Juan, el corazón del municipio de Telde, lugar privilegiado repleto de casas señoriales y desde donde se fue extendiendo todo el municipio tras la conquista.

Un buen ejemplo de esas casas señoriales es la Casa-Museo de León y Castillo, construcción de arquitectura típica canaria y que alberga en su interior, no solo el fondo biográfico de Fernando León y Castillo, sino también una más que interesante colección pictórica.

Otras visitas interesantes que puedes realizar en este barrio son la de la Iglesia Hospitalaria de San Pedro Mártir de Verona, actual centro de exposición de la historia de Telde; y la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Telde, donde suelen ser frecuentes las muestras de diversas manifestaciones artísticas.

Qué hacer en Telde

Una vez que has finalizado estas visitas te estarás preguntando qué más puedes hacer en Telde, sobre todo relacionado con el turismo rural.

Como siempre, tanto el senderismo como las playas son la solución a esta respuesta.

Respecto a las playas, la costa de Telde es amplia, por lo tanto te hablaremos de ellas en un punto aparte.

En cuanto al senderismo en Telde, hay unas cuantas opciones interesantes para hacer senderismo sin salir del municipio de Telde.

La más popular de todas ellas es la ruta de senderismo del Barranco de Los Cernícalos, ubicado en el Lomo Magullo, y que es uno de los pocos barrancos de Gran Canaria que, al igual que el Barranco de Azuaje, suele tener un curso estable de agua durante todo el año. La ruta tiene una primera parte muy sencilla, aunque si quieres llegar hasta la última cascada a la que se puede acceder a pie te tocará esforzarte un poco.

El Barranco de los Cernícalos también es una de las zonas más populares para iniciarse en el mundo del barranquismo, así que no te extrañes si durante el sendero que cruzas con gente ataviada con neoprenos, cascos y cuerdas, ya que vienen de la parte alta del cauce del barranco.

Otra de las rutas de senderismo en Telde más populares es la que se adentra en el Campo de Volcanes de La Rosiana, una extensa zona muy fácil de transitar donde se pueden ver un buen número de pequeños conos volcánicos y algunos restos de antiguas erupciones en forma de pequeños pitones basálticos.

Playas de Telde

Telde tiene una extensa costa donde podrás encontrar una decena de playas, prácticamente todas ellas de oscuras arenas y algunas, las menos, donde dominan las piedras. Las más interesantes para visitar son:

Playa de La Garita: Una playa urbana de arena negra y muy frecuentada por los locales de la zona. En los últimos años se ha popularizado bastante, ya que es sus inmediaciones se encuentra el Bufadero de La Garita, un agujero en zona rocosa que conecta con el mar y que hace las delicias de fotógrafos y curiosos.

Playa del Hombre: También de arena oscura, aunque no tanto como la playa de La Garita. Aunque el entorno de Playa del Hombre también es urbano, es una playa que podríamos llamar más salvaje, donde suele haber un fuerte oleaje que atrae a los practicantes del surf y bodyboard.

Playa de Melenara: Es una de las playas más populares de Telde, y de las más grandes. Cuenta con todo tipo de servicios y es una de las zonas recurrentes para almorzar por los habitantes del nordeste de Gran Canaria.

Playa de Aguadulce: Una pequeña cala rústica de arena dorada, de las pocas de la zona, y que resulta ideal para los días que el viento viene del sur, ya que por su forma queda totalmente protegida. Muy recomendable.

Playa de Tufia: Una entrañable playa de obligada visita, ya que el barrio donde está ubicada (Tufia) es de lo más pintoresco. Tiene un muy buen snorkel y una de las inmersiones de tierra, para aquellos que hagan submarinismo, que a pesar de ser prácticamente desconocida no tiene nada que envidiar a otras de más renombre como las de la Reserva Marina de El Cabrón. Tufia y Aguadulce están juntas, así que puedes visitar las dos en la misma jornada.

Playa de Ojos de Garza: Una muy curiosa playa, ya que está pegada al aeropuerto y es constante el trasiego de aviones a muy pocos metros de altura. Otra de las características de la playa son sus casitas, donde bate el agua al subir la marea y, al bajar, convierte toda la playa en el patio de juegos de los vecinos del barrio. En la playa hay un restaurante que puede ser una muy buena opción para almorzar en la zona.

Dónde comer en Telde

Como ya hemos comentado anteriormente, una de las mejores zonas para comer en Telde es en la Playa de Melenera, donde prácticamente cualquiera de los locales de la zona es un acierto asegurado, pero puestos a elegir, el Restaurante La Rubia es uno de los más solicitados.

Otra buena opción para comer en Telde, en la zona de las playas, es el Restaurante de la Cofradía de Pescadores de Taliarte. No es barato pero el pescado es de primerísima calidad.

Para acabar con los restaurantes de playa, el Bar Restaurante Zurita, en la Playa de Ojos de Garza, es también muy recomendable. Mejor ir a primera hora ya que se suele llenar bastante.

Si prefieres comer en Telde pueblo, donde la oferta es bastante amplia, te recomendamos estas dos opciones.

Restaurante Segundo, cerca de la Casa-Museo León y Castillo, donde hacen desde bocadillos hasta carne al grill pasando por la cocina típica canaria.

Restaurante Casa Mario, en el barrio de San Gregorio, con una reducida pero trabajada carta, con toques asiáticos, más pensada para el picoteo y platos a compartir.

Dónde dormir en Telde

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Personalizar cookies
Privacidad